Javier Camarena Profile Photo

Javier Camarena

“His good-sized voice is of uncommon beauty from bottom to top; the middle of the voice in particular is virile and darkish in color, but with a burnished glow… recitatives, subito pianos, long diminuendos on high notes, tasteful rubatos, cadenzas and variations that are born out of the drama…”

Latest News:

  • 01.10.2018 - Javier Camarena: "Mi voz es más bonita que las piernas de Rihanna"

  • Nadie da los dos de pecho como él, y a base de tesón y talento se ha coronado como uno de los mejores tenores de la ópera actual. En una semana abrirá la temporada del Liceu y publicará su primer disco.

    ¿En qué contexto canta usted? ¿En los semáforos, cocinando...?
    Es exageradamente raro que cante en casa. De repente puedo pegar un gritito, pero prefiero cantar a mis anchas en un contexto en el que no moleste a los vecinos. Prefiero hacerlo en un salón dentro del teatro.
    Después de 14 años de carrera, ahora publicará su primer disco, Contrabandista (Universal, 2018). ¿Llegó a pensar que nunca tendría la oportunidad de grabar repertorio?
    Hasta hace cuatro o cinco años no era una prioridad. Disfruto mucho en el teatro y cantando en recitales, creo que tiene más mérito llegar hasta aquí sin tener el apoyo de una discográfica. Pero quería dar pasos adelante y surgió este proyecto.
    Ha recuperado la figura de Manuel García, el tenor y compositor sevillano de principios del siglo XIX, padre de María Malibrán.
    Yo no quería grabar un primer disco y que fuera el típico catálogo de arias que todo el mundo conoce. Supe de Manuel García a través de Cecilia Bartoli, platicamos sobre el tema y quise conocer más sobre su vida. Al principio, yo sólo sabía que fue el tenor con el que Rossini estrenó El barbero de Sevilla.
    En el disco recupera algunas arias escritas por él, y cantadas en español.
    Sí, dos de la ópera 'El poeta calculista' y otra de 'El gitano por amor'. Me emociona poder cantar en mi idioma. Tenemos la zarzuela, pero esas romanzas maravillosas no están dentro del contexto operístico, y estas arias son divertidas y están llenas de energía.
    ¿De qué le gustaría ser contrabandista? Tabaco, animales exóticos, melatonina...
    De partituras, por ejemplo. De obras del pasado que poca gente conoce y que merecen que alguien las rescate. ¡O de audios! En el mundo de la ópera hay una extensa red de gente que graba las funciones y las comparte.
    El viernes 5 estrena la temporada del Liceu de Barcelona con I Puritani, de Bellini. ¿Cómo le deja el cuerpo su personaje, Arturo, después de una función? ¿Destrozado?
    No tanto, pero sí como si me hubieran dado una paliza. Es muy exigente, con una buena dosis de dramatismo. Pero lo disfruto mucho, tiene melodías maravillosas para cantar.
    ¿Usted se ha asegurado la voz?
    Me lo han aconsejado, pero no sé cómo se hace. Es un instrumento tan delicado, y se le pueden dar tantos usos... Sería lo óptimo, no deja de ser una herramienta de trabajo.
    Cuando Rihanna empezó su carrera, se aseguró las piernas por un millón de dólares.
    ¡Pues yo por dos millones! Mi voz es más bonita que las piernas de Rihanna, ¿no? Evidentemente, no tan sexy. Me parece raro que Rihanna no se haya asegurado la voz.
    Hace un año le pregunté a Piotr Beczala si alguna vez había intentado romper un cristal con su voz y me dijo que sí. ¿Usted?
    Yo no, pero quizá se podría lograr con la vibración de un diapasón y humedeciendo una copa de cristal.
    Pero eso sería trampa. A todo esto, cuando se resfría y necesita recuperar la voz, ¿qué hace? ¿Baños de vapor? ¿Frenadol?
    De todo... Pero ya no me presiono tanto. Al principio de mi carrera sí, cuando no te podías permitir fallar. Pero ahora, si enfermo, le doy chance a mi cuerpo para recuperarse, y si hay que cancelar una función, se cancela.
    La temperatura del otoño debe ser terrible.
    Tengo que tener cuidado, también por las alergias. Con los años eso se ha ido acentuando y cada vez pesa más.
    ¿Los restaurantes mexicanos de Madrid y Barcelona qué tal?
    En Madrid me pareció espectacular el menú de degustación de Punto MX, y en Barcelona la Rosa Negra, tienen muy buenos tacos al pastor y de cochinita. Ahora quiero ir al Hoja Santa. La comida tradicional la conozco bien, pero no la parte gourmet.

     

    El Mundo

    « return